¡Admirable! Una mujer Bajó 75 Kilos Para Tener A Su Lado A Su Príncipe Azul

Las mujeres cuando se les pasa algo por la mente hasta que no lo cumplen no se quedan en paz, mucho...

Las mujeres cuando se les pasa algo por la mente hasta que no lo cumplen no se quedan en paz, mucho más si tiene que ver con su aspecto físico, para ellas nada mejor que lucir bien y ser el centro de atención de muchas miradas.

El sobrepeso como sabemos es una grave condición que puede perjudicar la salud del organismo en general, trayendo como consecuencias fuertes padecimientos de enfermedades que incluso pueden terminar con la muerte, pero además el individuo presenta depresión por sentirse poco atractivo.

Anuncios

Pero, hoy te diremos la historia de una mujer hermosa que decidió tomar el control de su vida y trabajar en función de ganar salud y la posibilidad de un príncipe azul, lo que sí es un hecho que luce fabulosa.


La Mujer Que Dejó Las Hamburguesas Para Ganar Salud

La hermosa protagonista de la historia de hoy tiene por nombre Michelle Prado de 26 años de edad, en algún punto de su vida se consideraba la reina de la chatarra, sin embargo, el trono lo cedió cuando el amor tocó su corazón, a tal punto que está felizmente casada y con ánimos de ser una inspiración para mujeres que han pasado por momentos parecidos a los de ella.

Anuncios

La joven explicaba que todas las noches lloraba por tener todo el sobrepeso en el cuerpo, pero decidió con mucho esfuerzo someterse a una gastrectomía vertical, apuntarse al gimnasio y llevar una alimentación saludable, para acabar con su problema de apariencia.



Pero, mientras lograba su cambio, la chica conoció a Sean quien la animó a seguir logrando su meta, la enamoró y la ha hecho feliz desde el día que le propuso matrimonio en París. La mujer comentó:


 “He tenido sobrepeso desde que era una niña. Recuerdo tener seis años y correr con entusiasmo de la escuela a la casa para poder atacar la despensa de la cocina. Me enamoré de la comida y disfrutaba comiendo hamburguesas y papas fritas al menos tres veces al día. Nunca podía ordenar un solo sándwich, siempre tenía que ser dos o tres, con hartas papas fritas y gaseosa”.

A los 18 años la joven pesaba 114 kilos, a sus 23  140 kilos y ahora luce hermosamente feliz con 75 kilos menos. Ella agregó: “Sean estuvo a mi lado cuando decidí someterme a una abdominoplastía para retirar el exceso de piel, por lo que fue un gran apoyo para mí”

Comparte la valiosa historia de esta mujer con todos tus conocidos. 



Related

Salud 3789418634656688122
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item