¡Adelgazar Se Convirtió En Una Pesadilla Para Esta Mujer, Descubre Por Qué!

Adelgazar se convirtió en una pesadilla para esta mujer, cuando se dio cuenta de su rápida pérdida de peso, ya que en realidad se debía a un cáncer incurable;  y advierte a otras personas que hacen dieta, que "tengan cuidado con lo que desean".
Anuncios


También podría interesarte: 

Jemma Doran era de talla 22, pero su peso se desplomó mientras hacía dieta. Sin embargo se horrorizó al darse cuenta que un dolor de garganta con el que venía lidiando hace días era cáncer de amígdalas. La talla de Jemma se vio reducida a 8 y ahora ella anhela con todo su corazón tener el peso de antes.  Dado que su cáncer se extendió y es incurable, es posible que no siga con vida para el próximo año.

Hace un año, Jemma Doran habría dado cualquier cosa por ser talla 10.

Con  una talla de 22, decidió entrar en una dieta estricta; la cual  prohíbe la comida chatarra, y tomó el ejercicio como hábito, con el fin de lograr su sueño físico.

Ella comenzó a perder peso de forma rápida y estaba encantada de comprar ropa nueva, diciendo que se sentía 'maravillosa'. Su nueva autoestima era tal que conoció un nuevo chico. Pero un año más tarde, después de haberse reducido a un minúscula talla ocho, ella ahora daría cualquier cosa por ser más “gordita”; después de haberse dado cuenta que su pérdida de peso se debía en realidad a un cáncer mortal. La mujer de 28 años de edad, de Liverpool, ahora comprende que su condición es incurable y que solamente le quedaría un año de vida, dado que el cáncer de amígdalas ya se ha extendido a su pulmón.

"Tal vez un tratamiento habría tenido más éxito, pero el momento en que me enteré que tenía cáncer; ya me había dado cuenta que se había extendido. Si yo hubiera notado la pérdida de peso, las alarmas habrían sonado. Pero debido a mi dieta, estaba felizmente ignorante al hecho de que algo andaba muy mal. Nunca lo conecté el dolor de garganta con mi pérdida de peso, quizás no me encontraría en esta situación".

Anuncios

Señorita Doran, con una estatura de 152, era de talla 22, y tenía un peso de 92 kilos cuando comenzó su dieta en diciembre de 2013. Jemma manifiesta que siempre había luchado con su peso, pero se determinó a adelgazar después de graduarse y después de haber comenzado su maestría. Incluyó la dieta por completo en su vida, comenzando por la prohibición de comida chatarra, y con una estricta rutina de ejercicio. Para su deleite, su duro trabajo parecía estar dando frutos y su peso comenzó a caer en picada. Era talla 18 cuando vio a su médico de cabecera en enero del año pasado, quejándose de dolor de garganta y un bulto que causó un dolor ocasional cuando ella tragaba.

El médico dijo que probablemente sufría de amigdalitis y le prescribió algunos antibióticos. Mientras tanto su peso siguió bajando, y la señorita Doran se emocionó aun más cuando su peso la llevó a reducir a talla 16, y entonces ahí conoció a su pareja Farshad Razaee. Jemma dijo que '”el dolor de garganta iba y venía, por lo demás me sentía muy bien. De hecho me sentía maravillosa de estar perdiendo peso y de sentirme delgada. Era muy divertido ir a comprar ropa que no podía ponerme antes, y mientras tanto seguía con la dieta y el ejercicio”

Pero a medida que Jemma adelgazaba su dolor de garganta empeoraba; y entre febrero y julio fue a ver a su médico por 8 veces. "Me dijeron que era sólo una infección o una fiebre glandular y que no debía preocuparme”.

Pero su garganta fue empeorando gradualmente y en julio su madre se vio obligada a llamar al servicio de emergencias, quienes enviaron una ambulancia, ya que no podía doblar la barbilla contra el pecho, porque estaba demasiado hinchada. Para entonces ya su tamaño se había reducido a talla 14,  y estaba encantada con su logro, hasta que se reveló que su rápida pérdida de peso probablemente era por algo mucho más siniestro.

Un otorrinolaringólogo sospechó que ella padecía de cáncer de amígdalas y una biopsia confirmó la noticia; a pesar del hecho de que nunca había fumado.

La señorita Doran dijo: "Yo estaba atónita porque nunca pensé que sería cáncer. Estaba devastada”

Con las opciones de tratamiento agotadas en el Reino Unido, ahora Jemma ha puesto sus esperanzas en un tratamiento para el cáncer en Alemania; con el propósito de extender su vida. Jemma ha dicho: "No estoy diciendo que cualquier persona que comienza una dieta va enfermar y morir, pero creo que en mi caso pude haber sido diagnosticada con anterioridad; si mi pérdida de peso hubiera sido detectada como síntoma de cáncer. 'Por eso lamento dieta y deseo que había sido sólo feliz como yo.

"Daría cualquier cosa devolver el tiempo. Podría haber salvado mi vida si me hubieran diagnosticado el cáncer con anterioridad. La ironía es que ahora estoy luchando para mantener mi peso, e intento seguir una dieta muy rica en grasas para mantenerme en talla 10”

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.

Related

Salud 4799406169862056262
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item