INCLUSO SI HACES POCO, EL EJERCICIO PUEDE PROLONGAR TU VIDA

Que la actividad física fortalece la salud y, probablemente nos ayude a vivir más tiempo, es algo que seguramente todo el mundo ha escuchado. Resulta que un nuevo estudio realizado por un grupo de científicos de Estados Unidos encontró que las personas que practican menos actividad física de la recomendada, reciben algunos beneficios en comparación con aquellos que son completamente sedentarios, y los atletas que hacen mucho más ejercicio del necesario, seguramente no aumenten su expectativa de vida por el simple hecho de ejercitarse más.


Las pautas habituales de los médicos indican que es recomendable practicar al menos 150 minutos de ejercicio moderado por semana, o 75 minutos de actividad intensa. Según una nueva investigación, los que por lo general practican algunos de estos ejercicios, pero no practican el tiempo mínimo recomendado, de por si tienen 20% menos probabilidades de morir durante un período de 14 años que los que simplemente no hacen nada.

Las personas que practican habitualmente el nivel recomendado de ejercicio reciben beneficios aún mayores, con un riesgo de muerte  de un 31% inferior al de los sedentarios. Sin embargo, hacer más de lo recomendado no aumenta considerablemente este número, con un máximo de 39% observado en los que practican entre tres y cinco veces el mínimo adecuado. Hacer más que eso no traerá beneficios adicionales a la esperanza de vida

La buena noticia para los corredores de maratón y triatletas, sin embargo, es que hacer hasta 10 veces más ejercicio que el mínimo recomendado por los médicos tampoco significa que vayan a sufrir más daños o adquirir más riesgos para su salud. Estudios previos han sugerido que las personas que realizan entrenamiento de resistencia extremos podrían tener más probabilidades de desarrollar problemas cardíacos.

BUENAS NOTICIAS PARA TODOS:
Para el estudio, los científicos analizaron información sobre más de 660.000 estadounidenses y suecos de edades comprendidas entre 21 y 98 años. Durante otras encuestas realizadas en los años 1990 y 2000, los encuestados respondieron cuestionarios sobre la cantidad de tiempo dedicado a realizar actividades físicas como caminar, correr, nadar y montar en bicicleta.

"Los hallazgos son informativos y proporcionan evidencia importante para poder demostrarle a las personas inactivas que modestas cantidades de actividad física pueden tener un impacto significativo, por leve que sea en sus vidas. También garantizan que demasiada actividad física no aumentaría el riesgo de muerte", afirmaron los investigadores de la Universidad de Florida. "Muchos de los aumentos de riesgos de mortalidad se observaron en personas que estaban a un paso más cerca de no hacer ninguna actividad física en su tiempo libre”.

Otro estudio, publicado por investigadores australianos, parece reforzar los hallazgos de los EE.UU.. Según el estudio, las personas que practican actividad física (como correr o hacer ejercicios aeróbicos) tenían entre 9% y 13% menos de probabilidades de morir durante un período de seis años, que los que hacen ejercicio más ligero (como la natación o tareas domésticas leves). Sin embargo, poca actividad tiene más ventajas que ninguno.

Por mucho que se confirman los beneficios del ejercicio, siempre recuerda que hay algunas advertencias. Las personas que sufren de condiciones médicas debilitantes, los adultos de mayor edad y los que nunca hicieron actividades físicas, definitivamente son caso que deben ser sometidos a examen médico, antes de comenzar a vincularse con actividades que impliquen cardio.

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.

Related

Salud 8274482795467833042
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item