ENTRE MÁS ANSIOSO, MÁS INTELIGENTE ERES

Cuando se trata de algún tipo de investigación científica, sin duda uno de los campos más complejos en este sentido es el que evalúa la inteligencia humana, precisamente debido a que la inteligencia es un factor demasiado abstracto y, por tanto, difícil de ser entendido, medido y comparado.

También podría interesarte: 

Aun así, hay métodos que nos permiten evaluar los niveles de aprendizaje, como en las escuelas, la realización de exámenes y tareas. Siguiendo esta línea, muchos científicos han llevado a cabo investigaciones para comparar los niveles de estrés y ansiedad en el aprendizaje. No es para nada nuevo que la relación entre una cosa y otra sea sugerida o nunca escuchaste por casualidad ¿que la ignorancia es un regalo?

El razonamiento de que no saber algo es reconfortante, permite  deducir que el conocimiento en sí puede llegar a ser algo amenazante. Es el mismo principio de "los ignorantes son felices." Excluyendo las interpretaciones más filosóficos de la declaración y teniendo en cuenta sólo a la ignorancia como antónimo de inteligencia, entonces serán los más inteligentes menos felices? Es decir, ¿los ansiosos?

Pues parece que si. Un estudio realizado por el psicólogo Alexander Penney, de Ontario, Canadá, evaluó el aprendizaje de más de 100 académicos universitarios. Sorprendentemente, los estudiantes que se consideran más ansiosos y preocupados son los que han alcanzado los más altos puntajes en una prueba de inteligencia verbal.

Otro estudio realizado en Israel en 2012, también relaciona la inteligencia con la ansiedad. En ese momento, 80 estudiantes participaron en un experimento que midió cómo reaccionaron a una situación con un alto nivel de nerviosismo y ansiedad.

Sin saber que serían "engañados", les dijeron que participarían en un experimento con un nuevo software. Resulta que mientras se hicieron las pruebas, sus computadoras fueron programadas para fallar, como si fuera una especie de virus. Entonces apareció una persona, alarmando a la situación y aconsejando a los estudiantes que llamaran a un equipo de soporte técnico con urgencia.

Mientras buscaban algún tipo de asistencia, los desesperados estudiantes no tenían ni idea que serían sometidos a otro tipo de pruebas. En el hall de la universidad, alguien se les acercó para pedirles que hicieran parte de una investigación; después, otro "estudiante" derribó la basura contenida en una papelera del estudiante que era “el conejillo de indias”.

El resultado fue claro: aquellos estudiantes más estresados y ansiosos a causa de los imprevistos fueron quienes lograron resolver el problema de las computadores antes que los demás. Por otra parte, se hizo evidente que las personas más ansiosas eran también las que trabajan más para terminar su trabajo.

El psiquiatra Jeremy Coplan, Nueva York, estudió los niveles de inteligencia de las personas que sufren de trastorno de ansiedad generalizada: los que tienen niveles más altos de ansiedad también fueron los que tenían puntuaciones de CI (coeficiente intelectual) más altos.

Se cree que esta relación entre la ansiedad y la inteligencia tiene que ver con el hecho de que las personas más ansiosas y preocupadas pueden pensar en diferentes maneras de resolver problemas, que son capaces de analizar todos los ángulos de un problema; por supuesto, quien se toma dicha molestia generalmente obtiene mejores resultados.

También se ha hallado que grandes pensadores a través de la historia han sufrido de ansiedad;  para nombrar unos pocos ejemplos: Nikola Tesla, Charles Darwin y Kurt Gödel. Por supuesto, en algunos casos, la ansiedad no es para nada productiva ni positiva, y si llegase a interrumpir el trabajo o los estudios de una persona, es necesario buscar ayuda médica.

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.

Related

Curiosidades 1446748998540212279
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item