¿QUÉ SUCEDERÍA SI DEJÁRAMOS DE COMER? PARTE I

El cuerpo humano necesita continuamente de energía. Una persona puede permanecer máximo dos meses sin comer nada, y de ahí para adelante, el cuerpo comenzará a alimentarse de sí mismo.

También podría interesarte: ¿CÓMO DEJAR DE SER SEDENTARIO?

Los tres primeros días sin comer, la sensación es terrible. El deseo de comer se vuelve persistente y angustiante, aumenta la producción de saliva en la boca, la secreción de jugos gástricos y los ronquidos del tracto digestivo. Es una señal de que esto ha alertado al cerebro, que indica que hay una falta de combustible en las arterias y se ha puesto en estado de alerta, totalmente inútil, porque no hay nada para digerir. "Inmediatamente, los sentidos son mucho más agudos, como la vista, el oído y especialmente el olor", dice el fisiólogo Naomi -Shinomiya Hell, de la Universidad de São Paulo (USP). "Como un radar, que trata de captar el olor de algo para comer. Esto es tan real para los humanos, como para otros animales, domésticos o salvajes”.

Pero a pesar del sentido de alarma, el cuerpo está lejos de peligro. Sorprendentemente, un adulto y un individuo sano pueden soportar hasta diez o veinte días de completa abstinencia de alimentos sin riesgo de daños irreversibles, siempre y cuando beba agua. Así lo asegura el anatomista Edson Liberti, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas, USP (ICB, que también trabaja Naomi). Esto se debe principalmente a que el cuerpo siempre tiene algunas reservas de energía , que vienen siendo alrededor de 6000 calorías, suficiente para tres o cuatro días en reposo y en circunstancias normales. En un caso de gran necesidad, dice Liberti, esto puede durar más de una semana.

Entonces comienza una forma suave de canibalismo interno: el cuerpo consume sus propias proteínas, obtenidas a expensas de los tejidos y órganos , para satisfacer la necesidad urgente de energía. Esto ocurre en casos extremos y sucede solo cuando existe amenaza de que nuestro cuerpo se quede parado. Después de todo, después de tan sólo diez días sin comida, una persona pierde peso en una proporción de hasta el 10% de su peso total, o alrededor de 7 libras para un hombre de 70 libras. Los latidos del corazón se reducen en una tasa aún mayor, y la propia temperatura corporal pueden bajar unas pocos grados.

El científico argentino Bernardo Houssay A. (1887-1971), Premio Nobel de 1947, recuerda hechos curiosos, como el cuerpo o un organismo puede "desaprender" para generar energía a través de la forma habitual del sistema digestivo, y recibir alimentos aun así estando enfermo.

Se presenta un aumento en la cantidad de azúcar en la sangre, presión arterial alta y se pueden presentar síntomas similares a la diabetes.

También se da un hambre intensa los dos primeros días, la cual desaparece luego y se sustituye por un debilitamiento físico y mental gradual.

En cualquier caso, en una etapa más avanzada de la inanición, la persona seguramente morirá de indigestión si recibe un plato abundante de alimentos porque su vellosidad, o huecos de la pared intestinal, se habrá destruido. En Somalia y Sudán, las personas que están sometidas a prolongadas hambrunas deben someterse a un tratamiento médico extenso antes de que puedan recibir alimentos. Profesionales de la Organización de las Naciones Unidas recomiendan mucho cuidado cuando se vaya a ayudar a una persona que ha pasado por prolongados tiempos de hambre. Es obvio que en ese momento el cuerpo no solo se encuentra débil, pero comienza a sufrir consecuencias que pueden ser irreversibles.

Después de hasta quince días de ayuno, las proteínas de los músculos se queman para generar energía; los músculos pierden alivio y se atrofian. Y esto se aplica no sólo a los músculos estriados o voluntarios (los responsables de los movimientos corporales externas): también se pueden ver comprometidos algunos músculos involuntarios, como existentes en las paredes del estómago, venas y otras vísceras. Entre los somalíes, muchos ya no tienen las contracciones del tracto digestivo y hay ejemplos de vasos dilatados, causando problemas en el corazón. En los animales que no consumen alimentos por dos meses, se padece degeneración de las fibras del corazón. También el pulmón, el corazón, y hasta el cerebro se pueden ver afectados.

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.

Related

Salud 4446187178104643673
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item