¿POR QUÉ EL CHISME PUEDE SER TAN PERJUDICIAL?

Foto Crédito: Pixabay
DOS PERSONAS HABLAN EN EL TRABAJO:
- ¿Habías escuchado hablar de Arturo, el chico nuevo que entró a trabajar? ¿Parece que es buena persona cierto?

También podría interesarte: 
ESTOS FUERON LOS ÚLTIMOS VISITANTES DE LA LUNA EN LOS 60’S

- Ummm, pues ten cuidado porque he oído que traicionó a sus compañeros de oficina en el antiguo lugar donde trabajaba. Dicen que este tipo es demasiado manipulador y egoísta; es más, para mí que es uno de esos psicópatas ejecutivos.

ESTA INFORMACIÓN NO ERA CIERTA:
Arturo de hecho es una buena persona y el segundo interlocutor le había confundido con otro hombre. Después de descubierto el error, todo fue aclarado para que el colega no quedara con una mala impresión sobre el principiante. Pero el daño ya estaba hecho. En un estudio reciente incluso se encontró que si le pides a alguien que haga caso omiso a información falsa; esto no significa que necesariamente la persona va a cambiar la idea errónea que tenía desde el principio.

En una encuesta, llevada a cabo por la Universidad de Australia Occidental, psicólogos pidieron a estudiantes universitarios que leyeran un informe de un accidente con un autobús lleno de pasajeros de edad avanzada. A los estudiantes se les dijo entonces que, de hecho, los pasajeros no eran ancianos. Para algunos estudiantes, la historia terminó allí. Mientras que a otros se les dijo que el autobús estaba transportando el equipo de hockey de la universidad.

Luego, cada uno tuvo que responder a algunas preguntas acerca de esto y el resultado mostró el poder de la desinformación: a quienes se les había advertido sobre el engaño del principio  y escucharon la historia hasta el final; fueron menos propensos a los errores que los demás, pero finalmente concordaron con afirmaciones como "los pasajeros tuvieron problemas para salir del autobús porque eran ancianos y frágiles."

Esto indica que incluso después de haber comprendido, recordar y corregir la información anterior, la información que se recibió originalmente siguió afectando el razonamiento y las conclusiones. Para el psicólogo Ullrich Ecker, uno de los autores del estudio, este hecho revela un poco acerca de cómo funciona nuestra memoria.

"Aunque las personas tienen cierta capacidad para no creer a primeras en información errónea y de poca confiabilidad, aun así ésta seguirá afectando el razonamiento," explica. "Nuestra memoria está constantemente conectando hechos nuevos y viejos para enlazar diferentes aspectos de una situación en conjunto, así que nos basamos aunque sea inconscientemente, en hechos que sabemos que están mal para tomar decisiones en un futuro cercano o lejano."

Los investigadores encontraron que a pesar de haber advertido acerca de la información errónea; utilizando información detallada sobre el efecto de la influencia de la desinformación; se podría reducir la influencia de la información inicial, sin embargo esta información errónea seguirá ejerciendo cierta influencia. Por ende, no advertir a las personas de que la información que llega siempre debe ser verificada antes de difundirse; puede llegar a ser mucho peor; por obvias razones. Dijo Ecker en un comunicado.

Lo ideal sería que siempre se comprobara la información antes de ser difundida a los demás ; ya que cualquier cosa que se corrija o no; siempre tendrá un efecto duradero sobre la imagen que una persona pueda llegar a tener de otra.

Ecker también asegura que no nos debemos quedar con la primera información que un tercero nos brinde sobre alguien; siempre debemos verificar toda información; ya que si incluso llegáramos a corregir, o nos llegaran a corregir la información que hemos recibido sobre cierta persona; podría llegar a ser un tanto difícil cambiar o borrar esa información primera que obtuvimos sobre la otra persona; ya que nos hemos hecho una imagen sobre la persona que sería un poco complicado cambiar.

Aunque las personas que son chismosas generalmente tienden a hablar mal de los demás; debemos tener en cuenta que se pueden dar casos en los que estén diciendo cosas positivas sobre otra persona que pueden llegar a no ser ciertas; y sería información errónea con la que la persona que esté trayendo el chisme tenga un propósito indeterminado. Así que la conclusión es que nunca te quedes con la primera versión, y nada mejor que comprobarlo tú mismo cuando llegue el momento de interactuar con los demás para poder corroborar las cosas que están llegando a tus oídos sobre los demás.
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item