ESTOS FUERON LOS ÚLTIMOS VISITANTES DE LA LUNA EN LOS 60’S

Foto Crédito: Pixabay
Nos referimos a las sondas Surveyor que eran automáticas con capacidad fotográfica, de análisis químico y excavación del suelo. Se trató de 7 misiones con 5 éxitos, lanzadas entre el 31 de mayo de 1966 y el 7 de enero de 1968; cuyos objetivos en conjunto fueron: posibilidad de realizar alunizajes suaves, transformándose en base lunar, proporcionar información básica y realizar estudios científicos sobre la superficie de la Luna para el Programa Apolo.

También podría interesarte: ¿TE GUSTARÍA TENER UNA NARIZ ELECTRÓNICA?

La estructura de la nave Surveyor consistía en un trípode de aluminio de paredes finas y tubería de interconexión de aparatos con superficies de montaje y accesorios para la energía, comunicaciones, propulsión, orientación, electrónica y carga útil. Un mástil central está extendido a un metro por encima del vértice del trípode. Tres patas de aterrizaje de bisagra se montan a las esquinas inferiores de la estructura. Las piernas contienen los amortiguadores, rompibles, bloques de aluminio de nido de abeja, y la implementación de mecanismo de bloqueo y caminos con fondos rompibles. Las tres almohadillas se extendían a 4,3 metros del centro de la nave Surveyor. La nave medía 3 metros de altura. Las piernas dobladas son para caber la nave en el vehículo de lanzamiento.

Algunos aparatos curiosos con los que contaba eran un sensor solar, un escáner Canopus y giroscopios proporcionan los conocimientos de actitud en tres ejes de estabilización. La propulsión y en el control de actitud usaron gas frío de nitrógeno, motores de control de actitud durante las fases de crucero, tres motores de cohetes Vernier durante las fases de potencia, incluido el aterrizaje, y el motor sólido como retrocohete carburante durante el descenso de la nave.

Los instrumentos científicos de la Surveyor 1 consistían en dos cámaras - una montada en la parte inferior del marco para la fotografía de aproximación, y otra cámara de televisión para las imágenes, y un espectrómetro de rayos Alfa para estudiar la superficie lunar. También se montó un brazo para la recogida de muestras. Existían a bordo un total de más de 100 sensores de ingeniería. Surveyor 1 tenía una masa de 995,2 kg en el lanzamiento y 294,3 kg en el aterrizaje.

Es increíble todo el peso que pierde al llegar a la tierra, estas misiones lunares fueron quedándose atrás; crees que paso algo en la luna que hizo que no se siguiera investigando, algunas personas presumen que el lado oscura de la luna guarda secretos que no han sido revelados a la humanidad, que opinión te merece esta afirmación, 

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item