CIENTÍFICOS LOGRAN INSERTAR RECUERDOS FELICES EN LA MENTE DE RATONES

Foto Crédito: Pixabay
Científicos han conseguido penetrar en el cerebro de ratones durmiendo, para implantar recuerdos falsos pero alegres a través de la estimulación de electrodos, y demostraron por primera vez la manipulación de la memoria a través del sueño es posible.


El equipo del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia logró crear sentimientos positivos acerca de un lugar específico que cinco ratones habían explorado anteriormente en el día. Lo hicieron mediante la estimulación de sus cerebros mientras dormían. Estos sentimientos eran tan fuertes, que cuando los ratones se despertaron, inmediatamente regresaron a ese lugar, presumiblemente en busca de algún tipo de recompensa.

"Los ratones desarrollaron un comportamiento dirigido a un objetivo de ir hacia el lugar," dijo el autor principal Karim Benchenane a NewScientist. "Esto demuestra que no es una conducta automática. Lo que creamos es una asociación entre un determinado lugar y una recompensa a la que se puede acceder conscientemente por parte de los ratones ".

La idea de la manipulación de la memoria es totalmente reminiscente a la película de Michel Gondry, Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos, donde al protagonista y a su antiguo amor les limpian los recuerdos dolorosos y tristes de sus memorias. Como es de esperar, cuando ciertas cosas (objetos, canciones, letras, etc.) traen a memoria recuerdos que ya no existen, un poco de confusión sobreviene.

Es una interesante premisa aunque algo preocupante, pero en el futuro, con más pruebas y procedimientos menos invasivos, es exactamente a donde las tecnologías de manipulación de la memoria como ésta podrían apuntar y ser aplicadas.

"La idea es utilizar esto como una herramienta para el  tratamiento del trastorno de estrés post-traumático", dijo Hannah Benchenane Devlin de The Guardian.

"Creo que este es un paso muy importante para ayudar a las personas con problemas de memoria o de depresión", dijo Loren Frank, una neurocientífica de la Universidad de California, San Francisco, que no participó en el estudio, a Jessica Hamzelou de NewScientist. "En principio, podría cambiar selectivamente el procesamiento cerebral durante el sueño para suavizar recuerdos o cambiar su contenido emocional."

Los investigadores querían probar la hipótesis de que los ratones, así como los humanos, consolidan los recuerdos mientras duermen, repitiendo los eventos del día y el aprendizaje en el proceso.

Con el fin de insertar falsos recuerdos, los investigadores tenían que localizar primero neuronas específicas, o células de lugar, dentro de los cerebros de los ratones que indican señales y recuerdos relacionados con la percepción espacial y de lugares.

Los investigadores implantaron electrodos en el hipocampo (la región del cerebro asociada con la formación de la memoria - de cinco ratones). Los electrodos registraron la actividad neuronal, mientras que los ratones exploraban un nuevo entorno, y los investigadores fueron capaces de identificar los picos de actividad asociada a lugares específicos.

Cada ratón fue monitoreado durante una siesta de una hora. Cuando las células neuronales de lugar comenzaron a disparar señales, sugería a los investigadores que el ratón estaba recordando su experiencia más temprana del día. Cada vez que estas células disparaban señales, los investigadores utilizaban un electrodo separado para estimular una región del cerebro asociada con el placer.

Como informa Hamzelou de NewScientist: "Cuando los ratones se despertaron, hicieron una línea recta hacia el lugar representado que había sido implantado mientras dormían. Se había formado una nueva memoria relacionada con un lugar de recompensa.

El neurocientífico Neil Burgess de el University College de Londres, quien no participó en la investigación, dijo a NewScientist que es un avance mucho más grande que las investigaciones anteriores, y agregó: "El ratón es capaz de recordar la cantidad suficiente de información para saber que quiere ir a un lugar específico cuando despierte.

Los investigadores dicen que uno de los próximos pasos es ver si los mismos resultados se pueden lograr durante el movimiento ocular rápido del sueño, una etapa del sueño en la que los ratones no entraron durante su corta siesta de una hora.

Déjanos tus comentarios... Son muy importantes para nosotros.
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

LO MÁS VISTO

LO MÁS RECIENTE

item